¡Oferta!
Compartir

SELECCIÓN GOURMET DE FRINSA

Ventresca de Bonito del Norte Selección Gourmet

La ventresca de Bonito del Norte Selección Gourmet es lo más premium de Frinsa por su inmediata y laboriosa elaboración con Bonito fresco de costera del Cantábrico, su carne gelatinosa y laminada y su sabor intenso.

  • ENVASADO MANUAL EN TROZOS ENTEROS SIN FILETEAR
  • BONITO DEL CANTÁBRICO DE DISPONIBILIDAD LIMITADA

Elige tu tamaño

Limpiar
Bueno para el corazón
Pescado azul
Alto contenido de proteínas
Fuente de ácidos grasos Omega 3
Pescado a caña
  • Ventresca de Bonito del Norte (Thunnus alalunga) fresco exclusivamente del Mar Cantábrico.
  • Capturas durante la costera del Cantábrico (junio a septiembre) con caña, uno a uno, de pesquerías sostenibles con sello MSC.
  • Bonito del Norte seleccionado en Lonja y procesado de inmediato, en fresco sin congelación.
  • La ventresca se envasa manualmente sin filetear para conservar su textura y evitar la oxidación de la grasa entre sus láminas.

PESCA SOSTENIBLE

Ingredientes

Ventresca de bonito del norte, aceite de oliva y sal

Alérgenos

Pescado

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía1286 kJ / 310 kcal
Proteínas22,3 g
Grasas24,5 g
de las cuales saturadas4,2 g
Hidratos de carbono0 g
de los cuales azúcares0 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal1,5 g
  • Fuente natural de proteínas de alto valor biológico para desarrollo y regeneración de masa muscular (infancia y adolescencia, deportistas, embarazadas y gente mayor).
  • El bonito del norte aporta potasio y fósforo.
  • Bajo nivel de grasas saturadas y alto de grasas saludables como el Omega 3 y ácido fólico.

Denominación del alimento: Ventresca de bonito del norte en aceite de oliva 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro sanitario: ES 12.06648/C CE

Ventresca de Bonito del Norte Selección Gourmet Frinsa

Materia prima


La ventresca Selección Gourmet Frinsa sale del Bonito del Norte (Thunnus alalunga) también conocido como Atún Blanco o Albacora, un pescado azul de la familia de los túnidos, de tamaño algo inferior al Atún Claro, caracterizado por la longitud de sus largas aletas laterales, lo que hace que también se le llame “atún de aleta larga”, así como por el intenso sabor y la suave textura de su carne blanca hacen que sea el más valorado en su especie.

Los ejemplares de Bonito del Norte de esta ventresca gourmet han sido capturados con caña, uno a uno, en la Costera del Mar Cantábrico (de junio a septiembre) por pesquerías sostenibles certificadas con el sello MSC.

La ventresca es la parte del bonito situada en la zona ventral inferior del pescado. Se caracteriza por su mayor proporción de grasa, su carne gelatinosa y laminada y su exquisito sabor intenso.

Elaboración de la conserva


Tras ser seleccionados en Lonja, el pescado se traslada a fábrica para ser procesado de inmediato en fresco, sin sufrir ningún proceso de congelación para extraer la ventresca fresca y envasándola en la lata de forma manual en trozos enteros, sin filetear, para preservar su textura y evitar la oxidación de la grasa entre sus láminas, logrando su excepcional sabor.

A continuación se enlata en aceite de oliva y sal y se somete a un proceso de esterilización o semicocción, para lograr un sabor extraordinario y especial que mejora con el tiempo.

Conservación, uso y maridaje


La conserva de ventresca gourmet no necesita frío y se conserva durante mucho tiempo.

Recomendamos su consumo a temperatura ambiente. Se puede consumir sola y directamente de la lata, sobre pan fresco o tostado, o en ensalada.

Despiece del bonito y la ventresca Frinsa
Ventresca de bonito conserva gourmet Frinsa
Receta con ventresca Frinsa de Pepe Solla

Sugerencia para comer ventresca de bonito

La ventresca y los aperitivos de lujo

La ventresca es la parte más sabrosa de los túnidos, si además es la ventresca de bonito, que es el rey de los túnidos, pues tenemos la conserva gourmet por excelencia lista para protagonizar aperitivos codo con codo con otros habituales como el jamón ibérico, el mejor foie o un gran caviar.

Con esa presentación, la ventresca no necesita muchos más ingredientes que le acompañen. Partiendo de tan solo un chorrito de aceite de oliva y degustarla sin más en la misma lata blanca de Frinsa, en un plato o sobre una galleta salada, hasta acompañarla de una mezcla de hortalizas cocidas como una especie de pisto suave.

Ventresca de bonito en aperitivo