¡Oferta!
Compartir

Pulpo en conserva Frinsa

Pulpo en aceite de oliva

Si te hablan de la gastronomía de Galicia, seguro que el pulpo a feira es de lo primero que recuerdas, es decir, pulpo cocido con aceite de oliva, pimentón y sal. Aquí lo tienes en conserva para abrir, añadir pimentón y aperitivo listo.

  • PULPO EN CONSERVA YA COCIDO EN SU PUNTO
  • TAN SOLO CALIENTA EL CONTENIDO Y AÑADE PIMENTÓN

Elige tu tamaño

Limpiar
Alto contenido de proteínas
Bajo contenido de grasa
Sin azúcares
  • El pulpo en conserva (Octopus vulgaris) es un cefalópodo invertebrado.
  • Los meses de campaña van de julio a abril cuando se acerca a la costa a reproducirse.
  • Esta conserva de pulpo contiene trozos de tentáculos ya cortados y guisados.
  • El líquido de cobertura es simplemente aceite de oliva suave y sal.

ALIMENTO NATURAL

Ingredientes

Pulpo (Octopus vulgaris), aceite de oliva (35%) y sal

Alérgenos

Molusco

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía560 kJ / 132 kcal
Proteínas27 g
Grasas29 g
de las cuales saturadas1,5 g
Hidratos de carbono0,3 g
de los cuales azúcares0 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal0,5 g
  • El pulpo destaca por su aporte de proteínas que nos ayudan al desarrollo y mantenimiento de la masa muscular.
  • El pulpo en conserva tiene niveles de grasa ligeramente superiores al pulpo al natural, pero son grasas buenas por el aceite de oliva. Aún así, sus niveles de calorías y grasas es muy bajo.
  • Según la Fundación Española de Nutrición, el pulpo es un alimento con bajo aporte de colesterol.

Denominación del alimento: Pulpo en aceite de oliva 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro Sanitario: ES 12.06648/C CE

Pulpo en conserva Frinsa

El pulpo (Octopus vulgaris) es uno de los cefalópodos invertebrados más inteligentes y de mayor diversidad de comportamiento. El pulpo suele crecer rápido y tiene una vida efímera. Sus ocho brazos o tentáculos contienen dos filas ventosas cada uno cuya función no solo es la del tacto sino que también huelen a través de ellas. Se puede encontrar tanto en el fondo marino como en corales, zonas intermareales (alza y baja de mareas) y en rocas de la costa.

Entre septiembre y abril este molusco suele tener la época de reproducción que es cuando más se acerca a la costa y cuando se desarrolla la campaña de su captura uno a uno utilizando nasas diseñadas al efecto. Se alimenta de otros moluscos bivalvos, peces y pequeños crustáceos y sus métodos de defensa suelen ser expulsión de tinta, camuflaje y propulsión rápida de agua.

El pulpo en conserva de Frinsa se elabora exclusivamente a partir de sus tentáculos, previamente guisados y posteriormente cortados y enlatados a mano. Una vez en la lata, se añade el aceite de oliva y la sal para sellarla y pasar a un proceso de esterilización con el que finaliza el proceso de elaboración de la conserva para disfrutar de su auténtico y característico sabor en cualquier momento.

El pulpo en conserva se presenta en caja blanca dentro de la cual se encuentra la lata de pulpo ovalada con abre fácil para su consumo directo.

Se recomienda conservar en lugar fresco y seco sin necesidad de frigorífico salvo cuando se abre la lata y no se consume del todo en cuyo caso se debe guardar en nevera y consumir dentro de las 48 horas siguientes.

El pulpo se puede tomar solo, directamente de la lata, añadirle un poco de pimentón dulce o picante según el gusto o incluirlo en otras recetas como ensaladas de todo tipo.

Pulpo bajo el agua
Pulpo en conserva de Frinsa
Receta de pulpo a la gallega

Sugerencia para comer pulpo en conserva

Pulpo a la gallega

La receta más universal del pulpo es sin duda el pulpo a la gallega o pulpo a feira y es que no hay feria (feira en gallego) que se precie en Galicia que no cuente con este famoso plato que precisamente en esta tierra cuenta como ingredientes solamente el pulpo cocido cortado en rodajas, un chorro de aceite de oliva, pimentón y sal. En el resto de España suelen añadirse patatas cocidas o cachelos gallegos, pero en Galicia no suele ser tan habitual.

En la imagen os mostramos el resultado de una presentación muy vistosa de esta receta sencilla en la que se ha usado el pulpo en conserva de Frinsa (evitando el laborioso proceso de cocción previo para lograr el punto justo del pulpo, que no es fácil) con su propio aceite de oliva, al que se ha espolvoreado pimentón, algo de sal gruesa y se han añadido los famosos cachelos en el fondo. Un aperitivo vistoso, famoso, sencillo y muy sabroso.

Aperitivo de pulpo a feira