¡Oferta!
Compartir

Chipirones rellenos Frinsa

Chipirones en su tinta

Con tan solo morder estos chipirones en su tinta, notas la calidad de las conservas de Frinsa al estar rellenos con sus propios tentáculos, lo que logra un bocado tierno y sabroso, con una receta de salsa original y natural.

  • RELLENO DE SUS TENTÁCULOS Y CON SU TINTA REAL
  • PARA COMER DIRECTAMENTE O CALENTAR ANTES

Elige tu tamaño

Limpiar
Fuente natural de proteína
Sin lactosa
Bajo contenido de azúcares
  • Los chipirones (Loligo spp) son calamares pequeños de la familia de los decalópodos o cefalópodos con 10 tentáculos.
  • Se reproduce a lo largo del año por lo que su captura se da en cualquier mes.
  • Los chipirones de esta conserva están limpios de la pluma interior listos para comer.
  • La salsa se elabora con la tinta real del propio chipirón en una receta natural.

ALIMENTO NATURAL

Ingredientes

Chipirones (Loligo spp), tomate, aceite de oliva, vino blanco, cebolla, sal, tinta natural de cefalópodo (0,8%) y especias

Alérgenos

Molusco cefalópodo, tinta de cefalópodo

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía812 kJ / 195 kcal
Proteínas11,8 g
Grasas14,6 g
de las cuales saturadas1,6 g
Hidratos de carbono4,1 g
de los cuales azúcares1,8 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal0,8 g
  • El chipirón es un calamar pequeño y como tal goza de similares propiedades entre las que destacan la de ser fuente natural de proteínas para la formación y recuperación muscular, de huesos y tejidos, así como para fortalecer los anticuerpos a nivel defensivo.
  • Los chipirones no aportan muchas energías y aunque su nivel de colesterol es inferior al calamar, se recomienda incluirlos en dietas variadas y equilibradas de forma que su consumo no sea excesivo.
  • El chipirón es rico en calcio y fósforo, así como contiene vitamina A y yodo.

Denominación del alimento: Chipirones en su tinta 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro Sanitario: ES 12.06648/C CE

Chipirones en su tinta Frinsa

Los chipirones en su tinta es una de las conservas más habituales de nuestra gastronomía. El chipirón o puntilla es en realidad un tipo de calamar pequeño (Loligo spp) y como tal pertenece a la familia de los cefalópodos invertebrados (aunque contiene en su interior una especie de pluma dura que le sirve de especie de columna) y, en concreto, de los decalópodos, dado que cuenta con 10 tentáculos o brazos alrededor de su boca. Se alimenta de placton aunque según van siendo mayores, pueden empezar a alimentarse de pequeños peces y crustáceos, sobre todo cuando ya son calamares.

Los chipirones suelen encontrarse en la costa oriental del océano Atlántico, por las costas europeas y norteafricanas, así como en el mar Mediterráneo donde se capturan durante todo el año, dado que su época de reproducción es anual. El chipirón tiende a vivir en bancos a unos 100 metros de profundidad y en esos grupos suele hacer migraciones siguiendo las corrientes marinas tratando de evitar a sus depredadores naturales como son los atunes.

A diferencia del calamar que se puede preparar en rodajas, el menor tamaño de los chipirones les permite ser cocinados enteros, bien a la plancha con limón o chipirones en su tinta que es como se presentan en esta conserva. Frinsa busca la máxima calidad y por ello el proceso de selección en lonja es crucial para lograr chipirones tiernos y sabrosos. Durante su elaboración se mantienen los estándares de calidad y frescura, de modo que los chipirones están rellenos a mano única y exclusivamente con sus propios tentáculos y se enlatan directamente a continuación sin que se congelen tras el proceso de rellenado para un enlatado posterior.

La salsa que acompaña a estos chipirones rellenos está elaborada con una receta original a base de la propia tinta auténtica del chipirón que le aporta el sabor a mar y guarda las propiedades y sabor del propio calamar. Junto con su tinta, la receta incluye tomate, aceite de oliva y vino blanco, por lo que es una conserva y una receta natural de principio a fin. Tras añadir la salsa, se procede al cierre de la lata para su esterilización y queda lista para consumo.

Se recomienda conservar en lugar fresco y seco sin necesidad de frigorífico salvo cuando se abre la lata y no se consume del todo en cuyo caso se debe guardar en nevera y consumir dentro de las 48 horas siguientes.

Los chipirones en su tinta rellenos a mano de sus tentáculos se pueden comer directamente a temperatura ambiente o calentarlos en horno o microondas, así como añadirlos a platos de arroz blanco para crear una de las recetas más fáciles y nutritivas de quienes no tienen mucho tiempo para cocinar.

Pulpo bajo el agua
Pulpo en conserva de Frinsa
Receta con chipirones en su tinta Frinsa

Sugerencia para comer chipirones en su tinta

Chipirones en su tinta con arroz

Si eres de los que come en casa a velocidad de crucero o tienes hijos a los que alimentar a altas horas de la tarde-noche, seguro que el título de esta propuesta gastronómica te suena de algo … y es que la conserva de chipirones en su tinta marida muy bien con el arroz blanco, tanto si los cocinas por separado en fresco como si los tienes precocinados para calentar y listo. Todo depende del tiempo y las ganas que tengas, luego ya solo queda mezclar ambos ingredientes.

Los chipirones frescos son un molusco muy apetecible, tanto a la plancha con un chorrito de arroz como en su tinta, pero su limpieza siempre es tediosa por su pequeño tamaño, de modo que si no te gusta limpiarlos ni prepararlos o no tienes tiempo, una buena conserva de chipirones en su tinta te viene perfecta, no solo por el ahorro en esta tarea sino porque evitas también el sofrito de verduras y tinta con la que se elabora esta receta.

Con todo ello no te queda más que cocinar (o calentar) el arroz blanco y presentarlo en el plato (en un bol para que quede la forma) o en una tartera más elegante como te mostramos en la imagen. Sobre el arroz extiendes los chipirones en su tinta y la mezcla ya irá ennegreciendo el plato y mezclando ambos sabores para degustar una receta riquísima, sabrosa y natural.

Chipirones en su tinta conserva con arroz