¡Oferta!
Compartir

Receta casera

Paté de trucha

Paté de trucha hecho como en casa, al estilo tradicional, con una textura fácilmente untable. De color rojizo por la mezcla de la carne de la trucha, el tomate y vino de Oporto entre sus otros ingredientes naturales.

  • PATÉ CON RECETA CASERA SIN ADITIVOS NI CONSERVANTES
  • PESCADO PARA LA MERIENDA DE LOS MÁS PEQUES

Elige tu tamaño

Limpiar
Bueno para el corazón
Pescado azul
Alto contenido de proteínas
Sin azúcares
  • Paté con un 55% de trucha (Salmo trutta) y 36% de aceite de oliva.
  • La trucha es un pescado de bajo aporte calórico, rico en proteínas y Omega 3.
  • La receta casera de este paté solo contiene ingredientes naturales.
  • Original y sutil forma de que tus hijos merienden este pescado azul.

PRODUCTO NATURAL

Ingredientes

Trucha (55%), aceite de oliva (36%), tomate, vinagre de sidra, vino de Oporto, pimienta y sal.

Alérgenos

Pescado

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía697 kJ / 166 kcal
Proteínas19 g
Grasas10 g
de las cuales saturadas2,5 g
Hidratos de carbono0 g
de los cuales azúcares0 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal0,4 g
  • La trucha aporta ácidos grasos saludables, destacando el Omega 3, tan recomendable para el colesterol.
  • Resalta por ser un pescado poco calórico siendo uno pescados azules con menor aporte de grasas.
  • Algo a destacar es el alto nivel de proteínas que aporta tanto la trucha como el paté en sí.

Denominación del alimento: Paté de trucha 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro Sanitario: PT C 249 1P CE

Paté de trucha Frinsa

Materia prima


La trucha es un pescado azul de la subfamilia Salmoninae, perteneciente a la familia de los salmónidos, que son peces marinos y de río, al existir subespecies dentro de la trucha común europea o Salmo Trutta, que pasan parte de su vida en el mar y regresan al río a desovar como el famoso salmón. Las truchas más comunes, no obstante, pasan su vida en ríos de agua dulce y fría, donde comen pequeños crustáceos, mosquitos e invertebrados como las lombrices.

La trucha es un pez objeto de pesca selectiva y deportiva. Por otro lado, se han desarrollado con éxito piscifactorías en las que se crían y mantienen para consumo, truchas en cautiverio con gran éxito en la réplica de sus propiedades y condiciones de vida natural. De esta forma, podemos decir que la campaña de la trucha es anual a efectos de consumo.

Elaboración en conserva


La originalidad de esta conserva radica en su formato de paté de trucha, en el que con un 56% de contenido, este pescado predomina sobre el resto de ingredientes naturales como son el aceite de oliva (36%), tomate, vinagre de sidra, pimienta, sal y un toque más original y bohemio como es el vino de Oporto, un vino fortificado que ayuda a potenciar el sabor del paté en la justa medida para no esconder el delicado sabor de la trucha. Todo ello se mezcla sin aditivos ni conservantes en una receta casera para lograr un paté natural con sabor a trucha.

Conservación, uso y maridaje


Sin duda, una de sus primeras ventajas es que por su lograda textura y delicado sabor, resulta ideal para meriendas sanas con alimentos naturales y disfrutando de las propiedades de uno de los pescados más saludables. Sin duda, las bajas calorías de la trucha, junto con su aporte en proteínas y Omega 3 lo hacen ideal para el crecimiento de nuestros hijos.

El producto se puede guardar por largo tiempo en un lugar fresco y seco sin necesidad de tenerlo en la nevera, salvo tras abrirlo y que no lo acabemos, en cuyo caso sí debería permanecer en frío y ser consumido dentro de las 24 horas siguientes a su apertura.

Trucha saltando en salto de río
Paté de trucha casero de Frinsa
aperitivos con patés de pescado

Sugerencia de consumo

Meriendas saludables

Cuando hay niños de por medio, la urgencia se mezcla con la necesidad de cuidar una alimentación más sana. Ambas necesidades se mezclan especialmente en momentos de comidas rápidas como el desayuno o la cena, pero especialmente en la merienda, donde los recursos siempre suelen ser los mismos y las ideas que nos puedan ir llegando se centran fundamentalmente en bollería o en alimentos procesados de dudosa calidad nutricional.

Por ello, nuestra propuesta es usar este paté de trucha en las meriendas de los niños y hacerlas más saludables con una conserva que puedes tener en casa para utilizarla en cualquier momento, elaborada con un pescado de tanta calidad como es la trucha y rodeado de otros ingredientes naturales, con un sabor suave y una textura de paté auténtico, pero con pocas calorías y un aporte de proteínas muy alto.

Sin duda, un producto con el que hacer bocadillos de paté, sandwiches o tostadas saludables para que los peques se alimenten correctamente durante la merienda, sin tener que estar mucho tiempo pensando o en la elaboración.

Tostadas con paté de trucha