Conservas de bonito sostenible

Seguramente muchos de nosotros cuando compramos conservas de bonito o atún claro no pensamos que sean cosas distintas, sino más bien que se trata de una diferencia de precio o incluso de calidad, es como si el atún claro fuese un bonito low cost. Pero ¿sabías que, en realidad, son especies distintas?

¿Qué es el Bonito?

El que conocemos como Bonito del Norte, aunque también se conoce como Atún blanco o Albacora, recibe el nombre científico de Thunnus alalunga y pertenece a la familia Scombridae de los túnidos. Se trata de un pescado azul que se caracteriza por tener el lomo más oscuro, el vientre plateado y dos aletas laterales más largas. El atún claro, por su parte, también se conoce como Yellowfin y recibe el nombre científico de Thunnus albacares. Es un pez algo más grande (de hecho, puede llegar a medir dos metros) que se caracteriza por sus aletas de color amarillo. Su carne es más consistente y de un color marrón claro, al contrario que la del bonito la cual es más blanca, suave y con un sabor más intenso.

Contrario a lo que se podría pensar debido a su nombre, el Bonito del Norte no habita en el Cantábrico todo el año. De hecho, durante el invierno se encuentra en las islas Azores y, a finales de primavera, se desplaza hasta el Mar Cantábrico donde se permite su pesca durante algunas semanas en verano. En resumen, ni el bonito es atún claro gourmet ni habita siempre en el mar Cantábrico, simplemente son dos especies distintas que pertenecen a la misma familia y cada una tiene su respectivo hábitat.

 

¿Qué es lo que hace a una conserva de bonito sostenible?

En el caso de las conservas, el mayor impacto sobre el medio ambiente radica en la forma de pescar el producto. El caso del Bonito del Norte de Costera es algo peculiar. Para la pesca de estos ejemplares se mantiene el método de pesca tradicional, con caña. Esta caña cuenta con un anzuelo, especialmente atractivo para este tipo de especie, y un sedal de metal diseñado para pescar estos peces de gran tamaño (no todos los días se pesca un pez de casi dos metros). En este método, se pescan los ejemplares uno a uno de tal manera que el ecosistema, y las demás especies que viven en él, no se ve alterado.

En la industria pesquera, existen otros métodos de pesca, tales como el cerco, en los que se emplean grandes redes que se tiran al mar y se llevan consigo todo aquello que caiga en ellas. El problema de estos métodos es que alteran el ecosistema en el que se usan y a las especies que viven en él, ya que las redes pueden atrapar no sólo a la especie objetivo sino también a otros animales como por ejemplo tortugas.

La certificación MSC en las conservas de bonito y atún claro, certifica que ese producto proviene de pesquerías sostenibles y ha sido obtenido respetando el medio ambiente.

 

Conservas de bonito sostenible Frinsa

Tanto el Bonito del Norte de Costera como la Ventresca de Bonito de Frinsa, cuentan con la certificación MSC, que garantizan que este producto ha sido pescado uno a uno de manera respetuosa con el medio marino.

Ambas conservas se elaboran con pescado fresco, traído directamente de la lonja sin congelar, y son enlatadas de forma manual y acompañadas de aceite de oliva, que ayuda a preservar el alimento, su sabor y a complementar sus propiedades. Además, como novedad Frinsa ofrece también Ventresca de Bonito al natural para los que buscamos controlar las calorías de la dieta.

 

Ahora que ya conoces la diferencia entre estos dos productos ¡atrévete a comprobarla tu mismo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad