Vitaminas: su importancia en la alimentación

Que las vitaminas son una parte esencial de la nutrición es de sobra conocido por todos. Pero, ¿Qué son? ¿Cuáles son las fundamentales? ¿Qué alimentos son importantes para obtenerlas? Vamos a darte respuesta a esta y otras preguntas

Las vitaminas son micronutrientes esenciales básicos para el funcionamiento de nuestro organismo. La gran mayoría sólo podemos obtenerlas a través de la alimentación ya que el cuerpo no las produce por sí mismo. Se conocen 13 tipos diferentes de vitaminas cada uno de ellos con una función específica para nuestro organismo.

Las vitaminas sirven para realizar las transformaciones químicas que hacen que todo funcione correctamente en nuestro cuerpo. Son las responsables, entre otras muchas cosas, de convertir los hidratos de carbono, grasas o proteínas que consumimos en energía durante el metabolismo.

Ya que están presentes en todos los grupos alimenticios, la mejor forma de obtenerlas es mediante una dieta muy variada. La carencia de vitaminas puede dar lugar a alteraciones notables en el funcionamiento de nuestro organismo. Cda una de ellas tiene un consumo recomendado diferente que varía en función de la edad, sexo o en situaciones concretas como el embarazo y lactancia.


Vitamina A (Retinol):
Presente en alimentos como los lácteos, higados , riñones, los huevos o vegetales verdes y coloreados. Es muy importante para el crecimiento de los huesos y celular, la visión, reproducción o inmunidad.

Vitamina B1 (Tiamina): La podemos encontrar en legumbres, frutas y verduras, lácteos, pescado, frutos secos, carnes magras o germen de trigo. Fundamental para la transformación de hidratos en energía, o la síntesis de ácidos grasos.

Vitamina B2 (Riboflavina): Muy importante para el crecimiento, la activación de otras vitaminas como la B6 y el ácido fólico. También participa de la obtención de energía y es básica para el almacenamiento de la glucosa. La encontramos en la levadura de cerveza, hígado y vísceras, carnes de ternera, cerdo cordero, pescados, lácteos, huevos, espinacas o aguacates,

Vitamina B3 (Niacina): Reduce el colesterol, mantiene la piel y el sistema nervioso, facilita la obtención de energía, elimina toxinas, produce hormonas esteroideas… La encontramos en alimentos con gran nivel de proteínas (carnes magras, pescados, frutos secos), frutas y verduras, pollo, lácteos, huevos, cereales o en el pan.

VitaminaB5 (ácido pantoténico):
Imprescindible para la obtención de energía, síntesis de colesterol y hormonas y en el metabolismo alimenticio. La encontrarás en huevos, pescado, lácteos, huevos, repollo, brócoli o patata.

VitaminaB6 (Piridoxina): Participa en la formación de glóbulos rojos, correcto funcionamiento del cerebro y transmisores nerviosos, colabora en la formación de glucógeno y de anticuerpos entre otras funciones. La encontramos en huevos, ternera, aves, cordero, mariscos o cereales integrales.

Vitamina B8 (Biotina): Interviene en el metabolismo de hidratos de carbono, grasas y proteínas, produce hormonas, participa de la formación de la piel, colabora en la formación y crecimiento de los músculos… Está presente en huevos, lácteos, setas y verduras, pescados, legumbres o patata entre otros.

Vitamina B9 (ácido fólico): Primordial en el embarazo. Interviene en la formación de hematíes y en el desarrollo del sistema nervioso. La encontramos en Hortalizas de hoja verde (espinacas, coles, lechuga…), cítricos, melón , mango, legumbres, hígado y riñones, cereales integrales, lácteos y huevo…

Vitamina B12 (cianocobalamina): Mantiene el sitema nervioso, facilita la síntesis de glóbulos rojos y es muy importante para el crecimiento. Presente en huevos, carne, pollo, marisco y lácteos.

Vitamina C (ácido ascórbico): Es un potente oxidante, participa de la formación de colágeno, vital para la cicatrización, previene infecciones respiratorias, mantiene las mucosas… La encontramos sobre todo en frutas cítricas (naranja, limón, pomelo..) Fresa, kiwi, meñocotón, vegetales de hoja verde y patata.

Vitamina D (calciferol): Mantiene dientes y huesos, intervine en el crecimiento celular, , ayuda a mantener los niveles de calcio en sangre, participa en la coagulación sanguínea… Está presente en lácteos, hígado, huevos, pescado, cereales u ostras , entre otros alimentos. También la obtenemos mediante los rayos solares.

Vitamina E (tocoferol): Interviene en la formación de glóbulos rojos, ayuda en la reproducción, fomenta la dilatación, evita la degeneración muscular, mejora el sistema inmunitario y previene la arteriosclerosis entre otras cosas. La encontramos en lácteos, huevo, espárragos u hortalizas de hojas verdes (espinacas, grelos, coles, lechuga..) y germen de trigo.

Vitamina K: Ayuda a la síntesis ósea y la prevención de enfermedades cardiovasculares. Está presente en lácteos, huevos, brócoli, cebolletas, manzana verde, ciruelas, cereales, patatas, salmón, aceite de soja y algunos frutos secos entre otros alimentos.

Facebook de Frinsa Twitter Instagram de Frinsa YouTube de Frinsa