¿Qué es la ventresca de bonito y cuáles son sus propiedades?

Es una auténtica estrella gastronómica y protagonista absoluta de múltiples y deliciosos platos. Y si hay una parte del bonito que triunfa sobre las demás, es esta. Pero, entonces ¿qué es la ventresca? Es la parte del bonito situada en la zona inferior del pez, próxima a la cabeza y, sin duda, la más sabrosa y jugosa. Su nombre alude a la parte donde está situada, la zona del vientre, aunque también existen otras denominaciones según la localización geográfica para referirnos a ella como vetrisca, mentresca, ventrecha, barriga o ijada. Por otro lado, los expertos la denominan el chaleco del bonito.

 

Propiedades de la ventresca

 

Su sabor recae en sus características peculiares que lo convierten en una comida exquisita. Así pues, entre las propiedades de la ventresca de bonito destacan su proporción de grasa que le aporta un sabor intenso y su carne, de textura gelatinosa, que es inigualable. ¿Lo mejor? Sus proteínas de alto valor. El bonito es un pescado azul pero tan solo posee 7 gramos de grasa por cada 100. Además, aporta potasio, fósforo, magnesio, yodo y hierro; es una fuente de proteínas de alto valor biológico y posee vitaminas del grupo A, D y B que intervienen en procesos de gran relevancia para el organismo (como el funcionamiento del sistema inmunológico).

Es por ello que este alimento se convierte en el ingrediente principal de un plato óptimo. La delicada pieza es muy conocida y apreciada en la cocina, ya que se trata de un producto muy especial que en las conservas se trabaja de forma artesanal. Y es que, tanto si hablamos de ventresca en conserva o fresca, su éxito gastronómico se basa en su excelente sabor y textura, con un gusto más fino, delicado y untuoso, muy superior a las de otras partes del despiece del pescado.

Entre las propiedades de la ventresca destacan su bajo contenido en grasa y su gran aporte en proteínas y vitaminas del grupo A, D y B.

 

Cómo comer la ventresca de bonito

 

Receta con ventresca Frinsa de Pepe SollaEs idónea tanto para aperitivos como para platos principales, dando un giro de sabor a las recetas habituales. En fresco se suele preparar a la plancha, al horno o escabechada. Y con elaboraciones vanguardistas como en tartar, carpaccio, tataki o simplemente como una pieza marinada.

Si quieres aprender una receta fácil y rápida, tan solo añade a un trozo de ventresca fresca ajo, perejil, pimentón dulce y pimentón picante, y mételo todo en el horno a 200ºC durante 15 minutos aproximadamente. Esta será una opción sencilla, a la vez que nutritiva, y perfecta tanto para eventos como para cenas rápidas en casa.

Por otro lado, dada su carne gelatinosa y laminada y su sabor intenso, la ventresca en conserva es capaz de crear platos deliciosos en cuestión de segundos. Basta con combinarla con un tomate de temporada aliñado con sal y aceite de oliva virgen extra. El resultado será un plato rápido, sano y repleto de sabor. Porque, en efecto, se trata de una pieza que merece la pena disfrutar sin muchos complementos.

Asimismo, como afirmábamos antes, con la ventresca se pueden crear aperitivos deliciosos y fáciles. Uno de los más sabrosos y rápidos de preparar sería, por ejemplo, las tostas con mayonesa de remolacha. Los pasos a seguir son muy sencillos. En primer lugar, hay que cortar rebanadas de pan de molde para darles una forma redonda, y luego tostarlas hasta que queden doradas.

Se escurre la remolacha, se corta en trozos pequeños con ayuda de una picadora y se mezcla con la mayonesa hasta que quede uniforme y de color morado. El último paso sería untar la mayonesa en las tostas redondas y añadir la ventresca. Y, ¡voilá!, obtenemos un aperitivo exquisito.

Y ahora que ya sabes qué es la ventresca, cuáles son sus propiedades, y las posibilidades tan variadas que existen para degustarla, seguro que no te cabe duda de que esta es una jugosa delicia del mar que no te puedes perder.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad