para-que-sirven-las-proteinas

¿Qué son las proteínas, para qué sirven y cuáles son sus funciones?

Seguro que hablas a menudo de ellas y sabes que su existencia es imprescindible en el cuerpo humano. Pero, ¿sabrías decir exactamente qué son las proteínas, para qué sirven y qué funciones cumplen en el organismo? Si necesitas repasar conceptos, no te pierdas esta información. 

 

¿Qué son las proteínas?

Las proteínas son moléculas compuestas por cadenas de aminoácidos unidas por enlaces peptídicos y desempeñan un papel fundamental para la vida. Su distribución depende de la genética de cada persona, aunque cada especie, incluido el ser humano, tiene las suyas propias. Todas están formadas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno; y muchas de ellas además, contienen azufre y fósforo.

Suponen cerca de la mitad del peso total de los tejidos del organismo; y es que, todas las células del cuerpo contienen proteínas que son fundamentales para los músculos, la piel, los órganos, glándulas y para algunos líquidos corporales. Es por ello que, a grandes rasgos su cometido es inmunológico, defensivo, estructural y relativo al crecimiento entre muchas otras tareas, ya que son la base de la estructura muscular, el tejido conjuntivo, las enzimas y las hormonas.

 

¿Cuáles son las funciones de las proteínas?

Las proteínas intervienen en la formación de ciertas reacciones químicas que se producen en nuestro organismo, así como ciertas enzimas, vitaminas, hormonas… También son muy importantes en funciones defensivas, ya que son las responsables de formar anticuerpos, las encargados de luchar contra infecciones y agentes extraños que pueden resultar amenazantes para la salud. También sirven para transportar sustancias en el cuerpo tales como el hierro o el oxígeno.

Su cometido es inmunológico, defensivo, estructural y relativo al crecimiento. Aunque estas son solo algunas de las cosas que hacen las proteínas. 

 

¿Y los beneficios de las proteínas para la salud?

Otras de las funciones de las proteínas más conocidas popularmente están relacionadas, por ejemplo, a la hora de seguir una dieta de adelgazamiento, ya que un aumento de su consumo en la alimentación ayuda a reducir peso. Y es que sacian de manera más efectiva que las grasas y los hidratos de carbono, y por tanto ayudan a reducir el apetito. Además, favorecen la construcción muscular tras los entrenamientos y en consecuencia, la quema de calorías.

También el aumento muscular depende enormemente de las proteínas pero no se consigue sólo con su consumo. El punto de partida siempre es el entrenamiento y a partir de ahí, con un aporte adecuado el cuerpo convierte ese estímulo físico en construcción muscular. Es fundamental consumirlas justo después del entrenamiento, cuando el cuerpo absorbe más rápidamente los nutrientes y favorece el crecimiento muscular.

Así pues, en situaciones de gran esfuerzo, el cuerpo requiere un aporte mayor de aminoácidos y por eso las proteínas son necesarias, ya que el organismo puede llegar a consumir las suyas propias, provocando un efecto negativo en su rendimiento. Además, pueden servir como fuente de energía, aunque como el cuerpo no las almacena, es imprescindible un aporte continuo de las mismas.

 

¿Qué alimentos tienen proteínas?

Los alimentos más ricos en proteínas son los de origen animal. Concretamente la carne, el pescado, los huevos y la leche. Aunque también están presentes en algunos de origen vegetal como la soja, las legumbres o los cereales en menor proporción.

De esta forma, y gracias a su exclusivo proceso de enlatado en crudo, el atún, pavo, pollo y salmón de Frinsa están libres de grasas y cuentan con un elevadísimo nivel proteico que los convierten en la mejor opción para la fase de recuperación deportiva, junto con los hidratos de carbono.

 

BannerBlog-Proteina

 

Y ahora que ya sabes para qué sirven las proteínas en el cuerpo, y qué comer para que nunca te falten; solo queda probar distintos menús para llevar una dieta equilibrada, tal y como aconsejan todos los especialistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad