Proteínas que no encontrarás en la carne

A menudo la palabra proteína está íntimamente relacionada con el consumo de carne. Sin embargo, es posible llevar una dieta rica en proteínas consumiendo otros alimentos como cereales, legumbres o vegetales. El adulto promedio necesita alrededor de 0.36 gramos de proteína por cada 500 gramos de peso corporal. Si tratas de reducir o eliminar la carne o los lácteos de tu dieta existen otras alternativas saludables.

La mayoría de los alimentos de origen vegetal carecen de uno o más de los aminoácidos esenciales, por lo que se llaman proteínas incompletas mientras que la carne y los lácteos son proteínas completas.  Dentro de una dieta vegana o vegetariana la soja se considera una proteína completa y aquí se incluyen alimentos como el tofu, los frijoles o la leche de soja.  Media taza de tofu bien preparado llega a tener hasta más de 10 gramos de proteína mientras que una hamburguesa de soja tiene 11 gramos de proteína y puede sustituir perfectamente a una hamburguesa común de carne vacuna.

Existen una gran cantidad de productos de soja, derivados y elaborados a partir de ésta como salsas, tortas de soja fermentado, tempeh, etc., que funcionan como perfectos alimentos que sustituyen la carne.

Los frutos secos, las legumbres o los cereales contienen gran cantidad de aminoácidos esenciales que se pueden complementar con otros alimentos para una alimentación proteíca. La legumbres tienen entre el 20% y el 25% de su peso en proteínas y  algunos otros como la soja llegan hasta un 38%. Los frutos secos son una fuente de proteínas pero también de varios nutrientes y de vitamina E.

Por tanto una dieta vegetariana puede ser igualmente rica en proteínas también si practicas deporte de forma profesional.

 

Facebook de Frinsa Twitter Instagram de Frinsa YouTube de Frinsa