Propiedades de la merluza que seguro no conocías

Es una de las joyas del mar más apreciadas por su sabor, pero no solo eso. Sino que las propiedades de la merluza son tantas, que la convierten en un alimento más que saludable. ¿Quieres saber cuáles son? Pues no te pierdas la siguiente información sobre este pescado.

 

 

Bajo contenido en grasa

 

La más popular en nuestro país es la que se conoce como merluza europea común y pertenece al grupo de los merlúcidos. Es un pescado blanco, también conocido como pescado magro, lo que indica su bajo contenido en grasa. Y es que 100 gramos solo contienen 1,8 gramos de grasa.

Es por ello que es un alimento perfecto para dietas, ideal para personas que pretendan reducir el nivel de colesterol o para aquellas cuyo objetivo sea perder peso.

Entre los beneficios de la merluza destaca su bajo contenido en grasa, y su alto contenido en proteínas de alto valor biológico, así como en vitaminas del grupo B, fósforo y potasio.

 

 

Alto contenido proteico

merluza-lata

 

También destaca como un alimento altamente proteico. Entre los nutrientes de la merluza al natural destacan 12 gramos de proteínas de alto valor biológico, las proteínas que más aminoácidos contienen.

En cuanto a vitaminas, su carne contiene vitaminas del grupo B (vitamina B1, B2, B3, B9 o ácido fólico, muy importante para el desarrollo durante el embarazo, y B12). Todas estas vitaminas, excepto la B12 , ayudan al mejor aprovechamiento de los nutrientes energéticos, como por ejemplo de los hidratos de carbono, las proteínas o las grasas.

También aporta diferentes minerales como el fósforo, potasio (necesario para el sistema nervioso), zinc (muy relevante para la fertilidad en hombres), magnesio (importante para el sistema nervioso y músculos), hierro y yodo.

 

Y ahora que ya conoces todas las propiedades de la merluza, seguro que tienes razones para incluir este pescado blanco en tu dieta, ¿a qué sí?

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad