Propiedades de la lechuga

Es la base para la mayoría de ensaladas y un alimento muy completo que nos aporta un montón de beneficios. Hay constancia del cultivo de la lechuga desde hace más de dos mil años. Era una vegetal a ya apreciado por su sabor y cualidades en la Grecia y Roma antigua. Desde entonces hasta hoy la lechuga es uno de los pilares de nuestra alimentación que encaja en multitud de recetas.

¿Cuánto sabes sobre ella? Te explicamos sus principales características y beneficios.

MINERALES Y VITAMINAS

La lechuga es una gran fuente de obtención de minerales. Por encima de todos destaca el potasio, seguido de calcio, fósforo, magnesio así como oligoelementos (cobre, magnesio, níquel, cinc…)

También es rica en vitaminas. Destaca la vitamina A pero también contiene del grupo B, C y E.

BENEFICIOS

*Su contenido en flavonoides es importante para el sistema cardiovascular, para proteger el hígado y para prevenir enfermedades degenerativas y úlceras.

*Su probado efecto diurético nos ayuda a eliminar líquidos retenidos y está especialmente indicada para tratar la obesidad, cistitis e hipertensión…

*Es de gran ayuda para regular los niveles de azúcar en sangre.

*Favorece la circulación sanguínea.

*Favorece la expulsión de gases intestinales

*Previene la osteoporosis.

*Tiene ácido fólico por lo que es un alimento especialmente indicado para embarazadas y en el proceso de lactancia.

*Contiene fibra, lo que mejora el tránsito intestinal.

*Tiene propiedades hipnóticas, ayuda a conciliar el sueño y relajarse.

CONSEJOS PARA SU CONSUMO

Es importante fijarnos al adquirirlas que estén limpias y que sean de temporada. No debemos congelarla ni mantenerla en remojo mucho tiempo para evitar que pierda algunos de sus nutrientes y propiedades. Por último, se aconseja aprovechar sus hojas más verdes y prepararla justo antes de consumirla.

Facebook de Frinsa Twitter Instagram de Frinsa YouTube de Frinsa