¿Los pescados en conserva tienen anisakis?

Seguramente la mayoría de nosotros hemos oído hablar alguna vez de este organismo. E incluso ha generado alguna que otra polémica ahora que se ha puesto de moda consumir platos como el sushi, el ceviche, el poke u otros que emplean pescado crudo. Pero ¿los pescados en conserva tienen anisakis? ¿Qué es realmente este organismo? Respondemos a todas tus preguntas.

 

¿Qué es el anisakis?

 

Este organismo con nombre exótico es un parásito que habita en el tubo digestivo de peces, cefalópodos y otros seres marinos. Este nematodo tiene un ciclo vital que comprende varias fases o etapas, en las que puede ser ingerido por pequeños moluscos. A su vez, sirven de alimento a pequeños peces (boquerones, sardinas…) y éstos a pescados más grandes, tales como la merluza o el bonito entre los más frecuentes.

La ingesta de pescado con anisakis puede producir consecuencias leves relacionadas con síntomas gástricos (dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea…) si bien una leve reacción alérgica cutánea, o consecuencias más severas tales como un shock anafiláctico o una parasitación invasiva que afecte a ciertos órganos del cuerpo.

Para eliminar este parásito existen dos opciones: la cocción o la congelación. Si optamos por la primera, habremos de cocinar el pescado a una temperatura mínima de 60 grados durante 1-2 minutos. Mientras que, si optamos por la segunda, deberemos tener el pescado en nuestro congelador doméstico (entre -18 y -20 grados) un mínimo de 5 días. Pero entonces, ¿qué sucede con el anisakis en el atún en lata o las sardinas en conserva, entre otros?

 

El anisakis en conservas

 

Tal y como hemos visto, al tratar el pescado de alguna forma, ya sea cocinándolo o congelándolo, impedimos la actividad del anisakis hasta que queda eliminado por completo.

Los pescados en conserva, se tratan mediante procesos de cocción antes de ser enlatados, lo cual favorece la muerte de este organismo. Además, por si fuera poco, una vez el producto es enlatado y la lata cerrada, éstas se esterilizan mediante un proceso térmico superior a esos 60 grados mínimo. De tal manera, se garantiza la eliminación del anisakis y de cualquier otro tipo de bacteria u organismo que pueda afectar al alimento.

En Frinsa, todos nuestros productos se fabrican siguiendo este proceso al que se suma una inspección rigurosa por nuestro departamento de calidad. Quien se ocupa, entre otras cosas, de que las latas estén en buen estado y no haya ninguna grieta o abolladura que pueda poner en riesgo el proceso de esterilización. De esta manera, mantenemos nuestro compromiso con la seguridad alimentaria despejando las dudas de que nuestros pescados en conserva tengan anisakis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad