El desayuno perfecto para deportes de resistencia

El desayuno es un factor clave para el buen rendimiento en los entrenamientos que no debería descuidarse para lograr resultados de calidad. Hay que tener en cuenta las necesidades específicas según la intensidad del entrenamiento y la complexión física de cada uno. Cuanto mayores sean estas variables mayor volumen de alimento se necesitará.

Los deportes de resistencia como el ciclismo, la carrera a pie o el triatlón pueden producir frecuentemente molestias gastrointestinales si se ha descuidado el desayuno. Por eso es importante desayunar sentado, con calma, masticando bien los alimentos y, posteriormente, dejar pasar entre 1 y 3 horas antes de comenzar a entrenar.

Para la elección de los alimentos se han de tener en cuenta estos factores:

-El grado de tolerancia a los alimentos
-Que los alimentos elegidos entren dentro de los gustos y preferencias personales
-Que sean alimentos de fácil digestión
-Que aporten hidratos de carbono simples y complejos
-Limitar las grasas y proteínas y moderar la fibra (retrasa la digestión)
-Comenzar a hidratarnos con agua o zumos de frutas

A continuación os ofrecemos tres ejemplos de desayunos perfectos para optimizar el entranamiento:

EJEMPLO 1

Una ración de cereales
Vaso de leche o bebida vegetal (puede incluir cacao)
Rebanada de pan integral con tomate y aceite
Zumo de frutas natural

Esto nos aporta:

675 calorías
60% carbohidratos
25 % grasas
13% proteínas

EJEMPLO 2

Muesli
2 yogures desnatados de leche o soja
Macedonia de frutas naturales
Té con miel

Nos aporta:

714 calorías
70% carbohidratos
17% grasas
13%proteínas

Tras el entrenamiento es fundamental reponer energía, los hidratos consumidos, el líquido y los electrolitos consumidos. Para ello podemos consumir por ejemplo un bocadillo de jamón cocido e hidratarnos con un zumo de frutas o una bebida isotónica.

Facebook de Frinsa Twitter Instagram de Frinsa YouTube de Frinsa