conservas-aceite

Ventajas de las conservas en aceite

Hoy en día las conservas en aceite son un habitual en los supermercados y despensas. Este oro líquido tan característico de nuestro país ha sido ampliamente utilizado como acompañante (técnicamente conocido como líquido de cobertura) de alimentos en conserva de todo tipo, ya sea carne, pescado, marisco o vegetales.

Pero lo cierto es que no fue siempre el método empleado para conservas alimentos. Antiguamente se mantenían en la oscuridad, se ahumaban, se disecaban e incluso se guardaban bajo la nieve. Fueron los etruscos y griegos quienes empezaron a utilizarlo para conservar los alimentos y, en la época de Napoleón, el gobierno francés, en busca de un método fácil para aprovisionar a su ejército, generalizó la conservación en aceite hasta convertirse en una práctica habitual que aporta mucho más que ventajas puramente prácticas.

 

que-es-ventresca

 

¿Qué ventajas tienen las conservas en aceite de oliva?

 

Poseen numerosas ventajas más allá de que sean fáciles de llevar a cualquier lado o almacenar en cualquier sitio (que también suma). Además, no son las únicas en el mercado. También las hay en aceite de girasol, en tomate y en otras salsas en las que el aceite es uno de los ingredientes. Pero ¿qué aporta realmente el aceite a las conservas? ¿por qué es tan buen acompañante? Te lo resumimos en cuatro pilares:

Protección y conservación: el aceite protege los alimentos a los que envuelve aislándolos de la invasión de microorganismos y bacterias que puedan afectar a la conservación o propiedades del alimento. De esta manera, permite que los alimentos se conserven intactos durante mucho más tiempo. Y nos da la oportunidad de consumir productos fuera de temporada, optando así a un mayor abanico de opciones.

Beneficios nutricionales: Según la Fundación Española del Corazón, el aceite de oliva protege al organismo contra la inflamación y el estrés oxidativo del envejecimiento y, por ende, contra enfermedades cardiovasculares. Además, debido a su alto contenido en ácido oleico, también contribuye a controlar el colesterol malo (aumentando el bueno) y la hipertensión arterial. Ayuda a reducir la aparición de trombosis y prevenir la diabetes.

Variedad de productos: el aceite acompaña a prácticamente todos los productos en conserva. Esto proporciona una gran variedad de productos a los que acceder y facilita llevar una dieta sana y variada sin consumir mucho tiempo ni recursos.

Aliño instantáneo: Al estar en contacto directo (y prolongado) con el alimento, el aceite de las conservas es un elemento exquisito y perfecto para aderezar ensaladas, platos y recetas. Y darles así un sabor mucho más intenso del producto a destacar.

En Frinsa ofrecemos una amplia variedad de productos, ya que nuestras conservas en aceite de oliva y aceite de oliva virgen extra de la máxima calidad garantizan todo su sabor y beneficios añadidos. Si aún no te hemos convencido ¡compruébalo tú mismo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El responsable del tratamiento es FRINSA DEL NOROESTE, S.A. Tus datos serán tratados para la envío de comunicaciones comerciales propias. Siempre puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, así como el resto que sean de aplicación a través de los canales especificados en el apartado 3 de la Política de privacidad. Puedes consultar a la información ampliada relativa al tratamiento de tus datos en la política de privacidad