¡Oferta!
Compartir

Bonito del Norte en tarro

Bonito del Norte fresco sin ningún tipo de congelación. En tarro de cristal, solo acompañado de aceite de oliva y sal. El intenso sabor y la suave textura de su carne blanca hacen que sea el más valorado en su especie.

  • BONITO FRESCO DE COSTERA DEL CANTÁBRICO
  • PESCA TRADICIONAL CON CAÑA UNO A UNO

Elige tu tamaño

Limpiar
Bueno para el corazón
Pescado azul
Alto contenido de proteínas
Bajo contenido de grasa
Fuente de ácidos grasos Omega 3
Pescado a caña
  • Bonito del Norte (Thunnus alalunga) pescado en el Cantábrico con caña uno a uno como método de pesca sostenible y certificado MSC.
  • La temporada de pesca es la famosa Costera del Cantábrico (de junio a septiembre).
  • Bonito del Norte adquirido en lonja y procesado de inmediato, en fresco, sin ningún tipo de congelación.
  • Filetes compactos de Bonito del Norte envasados manualmente en botes de vidrio de tres tamaños.

PESCA SOSTENIBLE

Ingredientes

Bonito del norte, aceite de oliva y sal

Alérgenos

Pescado

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía653 kJ / 156 kcal
Proteínas23,4 g
Grasas6,9 g
de las cuales saturadas0,9 g
Hidratos de carbono0 g
de los cuales azúcares0 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal1,5 g
  • Fuente natural de proteínas de alto valor biológico para desarrollo y regeneración de masa muscular con pocas calorías.
  • El bonito del norte también aporta potasio (mantenimiento muscular) y fósforo (para huesos y dientes, secrección de leche materna y rendimiento intelectual)
  • Su alto nivel de grasas es saludable al estar formadas por ácidos grasos Omega 3 y ácido fólico pero con bajo nivel de grasas saturadas

Denominación del alimento: Bonito del norte en aceite de oliva 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro Sanitario: ES 12.06648/C CE

Bonito del Norte en tarro Frinsa

Materia prima


El bonito del Norte Frinsa (Thunnus alalunga), también es conocido como Atún Blanco o Albacora, es un pescado azul de la familia de los túnidos, de tamaño algo inferior al Atún Claro y un color más azulado, cuyo rasgo diferenciador es la longitud de sus largas aletas laterales, lo que hace que también se le llame «atún de aleta larga», así como su carne blanca e intenso sabor, que lo convierten en el más valorado de su especie.

El Bonito del Norte es un pez de aguas frías que al cumplir dos años, emigra en busca de alimento para pasar la primavera y el verano en el mar Cantábrico donde se hace la Costera del Bonito, entre junio y septiembre.

En Frinsa se elabora de ejemplares capturados con caña y uno a uno, por pesquerías sostenibles debidamente certificadas con el sello MSC.

Elaboración de la conserva


Para hacer la conserva de Bonito del Norte, el pescado es seleccionado en la Lonja desde donde se traslada inmediatamente a fábrica para ser procesado en fresco, sin que sufra ningún proceso de congelado.

A continuación, se introducen manualmente filetes enteros longitudinales del lomo de bonito del norte en los tarros de vidrio y se añade aceite de oliva y sal, obteniendo un sabor extraordinario que mejora con el tiempo.

Con el producto tal cual configurado, se cierra el tarro con una tapa metálica y se pasan por un lavado antes de la última fase de esterilización.

La conserva de Bonito del Norte en tarro de Frinsa se presenta en tres tamaños desde el de 190 gramos de peso neto, pasando por el de 260 y el de 400.

Conservación, uso y maridaje


No necesita frío y se conserva una media de 6 años desde su elaboración. Recomendamos su consumo a temperatura ambiente para disfrutar de su sabor al completo ya sea solo, directamente del tarro, sobre pan fresco o tostado, así como en ensaladas en las que el aceite de oliva que lo acompaña es ideal para potenciar el sabor del aderezo.

Clases de atún y túnidos Frinsa
Bonito del norte en tarro de vidrio
Receta con bonito del norte del chef Atrio

Sugerencia para comer bonito

El bonito en aperitivos

De las mejores cosas que aporta un producto como el bonito del norte en tarro de vidrio es, sin lugar a dudas, la posibilidad de introducir trozos de bonito lo suficientemente limpios y grandes como para poder trabajar mejor con ellos en las elaboraciones de recetas o comidas.

En este caso, la consistencia del bonito nos permite hacer trozos bien visibles en los platos, por lo que es ideal para aperitivos variados o de pescado, en los que se presente por sí solo, sobre tostadas o galletas saladas como las mariñeiras, acompañado de guindillas o algún otro encurtido, así como integrado en elaboraciones más complejas como los minibocadillos en pan blando que os mostramos en la imagen.

Bonito Frinsa en aperitivos