¡Oferta!
Compartir

Bacalao en aceite de oliva virgen

Bacalao en conserva desalado, cocido y cortado en láminas, para lograr el punto de sal con el que se logra un sabor y textura muy suave, junto a la mezcla con el aceite de oliva virgen extra. Listo para comer.

  • CORTADO EN LÁMINAS Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
  • AGILIZA EL TIEMPO DE LAS RECETAS CON BACALAO

Elige tu tamaño

Limpiar
Bueno para el corazón
Pescado blanco
Fuente natural de proteína
Bajo contenido de grasa
  • Conserva de bacalao (Gadus morhua) de los mares del norte.
  • Pescado blanco bajo en grasas y fuente natural de proteínas.
  • El líquido de cobertura es un aceite de oliva virgen extra.
  • Perfecto para recetas con bacalao a las que añadir directamente.

PRODUCTO NATURAL

Ingredientes

Bacalao (Gadus morhua), aceite de oliva virgen extra (34%) y sal.

Alérgenos

Pescado

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía774 kJ / 184 kcal
Proteínas28 g
Grasas7,9 g
de las cuales saturadas1,3 g
Hidratos de carbono0,5 g
de los cuales azúcares0,5 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal2,3 g
  • Siendo un pescado blanco, el bacalao tiene un bajo contenido graso y es fuente de proteínas de alto valor biológico.
  • El bacalao es también rico en ácidos grasos Omega 3 para regular el colesterol en sangre y sus propiedades anti-inflamatorias.
  • El bacalao también contiene buenos niveles de potasio (para el sistema nervioso) y de fósforo (para el rendimiento del cerebro).

Denominación del alimento: Bacalao en aceite de oliva virgen extra 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro Sanitario: PT C 249 1P CE

Bacalao en conserva Frinsa

Materia prima


El bacalao común (Gadus morhua) o bacalao del Atlántico es un pescado blanco que vive en los mares fríos y templados del norte, sobre todo en Noruega, donde están los caladeros más grandes, aunque hace migraciones. A pesar de que no es un pescado de gran tamaño, se alimenta de peces más pequeños.

Estamos acostumbrados a verlo como un pescado que se conserva en salazón, proceso por el que la sal seca la carne de los lomos y permite que se mantenga meses. Esto permitía disponer de proteínas naturales en cualquier momento y facilitaba el transporte del bacalao desde el mar a cualquier punto del interior, lo que también se logra con esta conserva.

Elaboración en conserva


El bacalao Frinsa procede de los mares del Norte seco y salado y, previa selección, se procede a su desalado, cocido, limpieza de espinas y cortado en láminas para lograr el punto de sal y textura adecuados.

El líquido de cobertura es un aceite de oliva virgen extra que le aporta más sabor a la suavidad del bacalao. Además, al estar los dos ingredientes juntos en la elaboración de la conserva, se logran mezclar los sabores.

Conservación, uso y maridaje


Se puede guardar en lugar fresco y seco sin necesidad de frigorífico durante largos periodos de tiempo gracias a sus fechas de caducidad superiores a cuatro años desde elaboración. No obstante, una vez abierto recomendamos guardar la parte no consumida en la nevera y consumirla en las 24 horas siguientes.

Facilita nuestra labor al cocinarlo puesto que por un lado evitamos el proceso de desalado que nos puede llevar horas y, por el otro, ya tenemos cocido el bacalao por lo que se puede consumir directamente. Por último, evitamos el riesgo de que aún así nos quede salado y no disfrutar de su sabor real.

Bacalao en conserva con aceite de oliva Frinsa
Receta de Pepe Solla con bacalao en aceite de Frinsa

Sugerencia de consumo

Escalivada de bacalao

El bacalao es un pescado muy versátil en la cocina española, también en aperitivos. Así encontramos que una de las tapas o pinchos más habituales por el norte de España es el del bacalao con aceite de oliva y ajo. Mientras tanto, en Castilla es habitual la brandada de bacalao. En Levante y Cataluña destaca una receta de ensalada con verduras asadas como es la escalivada, cuya base suele estar formada por pimiento rojo, berenjena, tomate, ajo y cebolla.

No obstante, es también muy famosa variante que representa la escalivada de bacalao, en la que se añade este ingrediente y se aliña con sal, aceite de oliva y vinagre.

También lo puedes usar en todo tipo de recetas de bacalao en las que quieras evitarte el proceso de desalado y cocción del bacalao, tan solo abre la lata y lo añades en el momento y en la cantidad justos.