Compartir

Conserva de almejas Frinsa

Almejas al natural

De gran tamaño, con origen en las rías gallegas recogidas en pequeñas embarcaciones con alargados rastrillos y perfectamente limpias, las almejas al natural en su salsa de Frinsa conservan la frescura de su tierra y un sabor auténtico

  • ALMEJAS EN SU SALSA, AL NATURAL SIN CONCHA NI ARENA
  • PRESUME DE EXQUISITEZ GALLEGA POR CALIDAD Y TAMAÑO

Elige tu tamaño

Limpiar
Contiene marisco
Sin gluten
Sin azúcares
Elaborado en Galicia
  • Almejas de las rías gallegas de gran tamaño y perfectamente limpias, sin concha.
  • Las almejas son moluscos que viven bajo la arena en la orilla de aguas saladas.
  • La temporada de captura de las almejas suele ser el otoño desde septiembre.
  • Almejas desconchadas una a una y envasadas de forma manual.
  • Varios tamaños de almejas grandes al natural para elegir por unidades en lata.

ALIMENTO 100% NATURAL

Ingredientes

Almejas, agua y sal

Alérgenos

Moluscos

Sobre 100 g de peso escurrido
Energía213 kJ / 50 kcal
Proteínas11 g
Grasas0,7 g
de las cuales saturadas0,2 g
Hidratos de carbono0 g
de los cuales azúcares0 g
Fibra alimentaria:0 g
Sal1,5 g
  • Las almejas son un alimento rico en hierro y yodo, por lo que su consumo evita la aparición de anemia y es recomendado para deportistas por el desgaste que tienen en este mineral.
  • Deben vigilar el consumo de almejas las personas hipertiroideas (al contrario que es muy recomendable para las hipotiroideas), así como por personas con problemas cardiovasculares por su alto nivel de colesterol.
  • Las almejas al natural también son un buen aliado de las dietas por su bajo aporte en calorías y mínimo en grasas y azúcares.

Denominación del alimento: Almejas al natural 
País de origen: España
Nombre del operador: FRINSA DEL NOROESTE S.A.
Dirección del operador: Avda. Ramiro Carregal Rey, P29. Polígono Industrial de Xarás, 15969  Ribeira
Registro sanitario: ES 12.06648/C CE

Almejas al natural Frinsa

Las almejas son un molusco bivalvo, es decir, que está formado por dos conchas o valvas simétricas, ambas convexas y de superficie lisa, que protegen en su interior el cuerpo de la almeja y cuyo movimiento de apertura y cierre les permite moverse por el agua. Este molusco vive enterrado a unos 5 o 25 centímetros en la arena de agua salada, donde se alimentan de pequeños seres vivos mediante la filtración de agua.

Las almejas en conserva de Frinsa guardan los máximos estándares de calidad tanto por su origen como por su elaboración. En cuanto a su origen, son almejas que proceden exclusivamente de las rías gallegas donde el marisqueo se hace desde pequeñas embarcaciones con rastrillos especiales y alargados también llamados raños.

En cuanto a su elaboración, en Frinsa se adquieren las almejas en las lonjas de Galicia durante la campaña propicia, que suele ser el otoño. Posteriormente se aplican procesos de depuración naturales que permiten eliminar al máximo la presencia de arena y preservar así el característico sabor de este molusco. A continuación se desconchan una a una de forma manual, eliminando sus branquias y se envasan también manualmente en capas homogéneas para ofrecer una presentación del más alto nivel. Tras ello se cierran las latas con agua y sal y se somete a una fase de esterilización.

Ciertamente el producto estrella en esta conserva son las almejas, pero no debemos olvidar el líquido de cobertura que las acompaña, es decir, el agua y la sal con la que se cuecen y que representa un estupendo caldo de almejas ideal para su acompañamiento o para usarlo en todo tipo de recetas que se precien de este jugo tan sabroso para sopas, cremas, etc.

Las almejas al natural de Frinsa se presentan en un mismo formato de lata de conservas con el mismo peso, pero con diferentes tamaños de almejas, lo cual habilita el formato de almejas grandes, con entre 6 y 8 almejas, y el formato de almejas medianas, que pueden incluir entre 8 y 10 unidades.

Las almejas en conserva no necesitan frío pero es mejor conservarlas en un lugar fresco. Recomendamos su consumo a temperatura ambiente y tener cuidado al abrir la lata para no verter el líquido fuera. Lo mejor es tomarlas directamente de la lata en su propia salsa con una cuchara.

almejas en el agua de mar
almejas al natural gigantes de Frinsa
Receta con almejas de Frinsa

Sugerencia para comer almejas

Alubias con almejas

Al contrario que con las ostras, no es normal ver comer almejas al natural con un chorrito de limón por ejemplo, pero por la calidad de estas almejas, se podría hacer perfectamente dado su tamaño y el nivel de presentación y limpieza.

No obstante, lo habitual es comer las almejas en platos de cuchara y el tamaño de las almejas Frinsa permite que resalten sea la receta que sea, bastando con incluir una o dos unidades. Puedes añadirlas perfectamente a platos de caldos o puré con almejas en las que este molusco sea la guinda final de la presentación o, como aparece en la imagen, unas tradicionales alubias con almejas en las que éstas sean más grandes y destaquen más que las propias legumbres.

Alubias con almejas Frinsa